¿Valen la pena los hornos halógenos?

Cuando se trata de preparar una comida, hay muchos aparatos de cocina que facilitan el trabajo de una cena entre semana. En los últimos años, las freidoras de aire han sido, sin duda, el nuevo electrodoméstico de moda, y puede que te hayas acostumbrado a verlas en las ofertas del Black Friday de los principales minoristas.

Churrasco bien gordito y cortado a tiras. Está sobre un plato de pizarra natural.

Sin embargo, hay otro electrodoméstico que cumple la misma función y que puede ajustarse mejor a tus necesidades.

Los hornos halógenos ofrecen muchas ventajas al usuario, y sin duda merece la pena la inversión si eliges uno que pueda satisfacer tus necesidades específicas. Para quienes tienen familias de cuatro miembros o menos, y/o están a menudo de viaje y necesitan comidas rápidas, un horno halógeno sería una gran inversión.

Dicho esto, hay muchos factores que intervienen en la evaluación de la compra de un horno halógeno. A continuación, analizaremos en detalle las distintas características de los hornos halógenos, los pros y los contras de la compra, y cómo asegurarte de que eliges el mejor horno halógeno para tus necesidades.

¿Son buenos los hornos halógenos?

Para empezar, es útil entender qué es un horno halógeno y cómo funciona. Los hornos halógenos están formados por unos pocos componentes.

Un gran cuenco de cristal (o un cuenco de otro material resistente) es el componente que contiene los alimentos. Dentro del recipiente, hay rejillas de cocción para apoyar los alimentos.

Llevo 4 años usando esta freidora de aire y todavía funciona como el primer día. La compré en Amazon a un precio increíble. Te dejo enlace por si quieres curiosear.

El agente de cocción es una lámpara halógena situada encima del bol, y un ventilador hace circular el calor producido por la lámpara halógena. Un panel de control te permite controlar y regular la temperatura del horno.

Por supuesto, hay varios accesorios que puedes comprar para ampliar tus opciones de cocción, pero estos son los componentes estándar de cada horno halógeno.

La principal diferencia entre un horno halógeno y un horno convencional es que el método de cocción de un horno halógeno es su bombilla halógena, que produce radiación infrarroja, mientras que un horno convencional cocina mediante moléculas de calor.

La radiación infrarroja de un horno halógeno atraviesa directamente las partículas de los alimentos, cocinando eficazmente a mayor velocidad que un horno convencional. Esto hace que los hornos halógenos sean aparatos muy eficaces para cocinar.

Dada su eficacia, los hornos halógenos son un método de cocción fiable, y son definitivamente una compra válida para aquellos cuyo estilo de vida encaja. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunos factores a la hora de decidir si un horno halógeno es una buena opción para tu cocina.

Ventajas y desventajas de los hornos halógenos

Para empezar, repasaremos algunas de las ventajas de tener un horno halógeno.

Ventajas

1. Tiempo de cocción

Los hornos halógenos cocinan, por término medio, entre un 20 y un 40% más rápido que un horno convencional, dependiendo de la comida que se prepare. Esto se debe a que su radiación infrarroja calienta directamente las moléculas de los alimentos.

Los hornos convencionales calientan el aire que rodea a las moléculas de los alimentos, lo que acaba por calentar y luego cocinar los propios alimentos. Para los que a menudo necesitan preparar comidas con prisa, los hornos halógenos ofrecen una solución.

2. Tamaño

Por término medio, los hornos halógenos son bastante compactos, con unas dimensiones de 38 x 33 x 30 cm, para las que la mayoría de las cocinas tienen espacio en la encimera.

Son más pequeños que el horno de convección medio, y desde luego mucho más pequeños que un horno convencional. Si estás amueblando una cocina pequeña, un horno halógeno puede ser una gran solución.

3. Eficiencia energética

Como los hornos halógenos utilizan la radiación infrarroja para cocinar, que pasa directamente a través de las moléculas de los alimentos, son increíblemente eficientes desde el punto de vista energético.

Un horno convencional se basa en la transferencia de calor para cocinar los alimentos, lo que siempre provocará cierto grado de pérdida de calor.

4. Limpieza

Como los hornos halógenos son un aparato de encimera, son mucho más fáciles de limpiar que tu horno convencional. En la mayoría de los casos, bastará con un jabón de lavavajillas para limpiar a fondo el aparato, mientras que la limpieza de un horno convencional es un asunto mucho más complicado.

Algunos hornos halógenos tienen incluso una función de autolimpieza para facilitar aún más la limpieza. Sin embargo, también hay algunas desventajas al utilizar un horno halógeno en lugar de un horno convencional u otro método de cocción.

Desventajas

1. Capacidad de cocción

Aunque su tamaño es ciertamente una ventaja si no tienes mucho espacio en tu cocina, supone una desventaja para quienes cocinan habitualmente para más de cuatro personas, o para quienes cocinan alimentos de gran tamaño.

Si tienes que cocinar el pavo de Navidad, o cocinas para una multitud, lamentablemente, un horno halógeno no podrá satisfacer tus necesidades.

2. Coste

Añadir un horno halógeno a tu colección requerirá una inversión económica por adelantado. Hay muchos hornos halógenos en el mercado, así que, en su mayor parte, puedes encontrar un modelo que se ajuste a tus necesidades a un coste razonable.

Sin embargo, si tus necesidades requieren que elijas uno con más prestaciones y accesorios, será más caro, por lo que debe merecer la pena la inversión.

¿Merece la pena comprar un horno halógeno?

Ahora que hemos evaluado algunos de los pros y los contras de un horno halógeno, podemos valorar si te merece la pena comprar uno para tu propio uso.

El primer factor a considerar es el tamaño de la familia. Los hornos halógenos son los que mejor se adaptan a las familias de cuatro personas o menos. Si tienes una familia más numerosa, o si haces fiestas con regularidad, es probable que te convenga más quedarte con un horno convencional para satisfacer tus necesidades.

El segundo factor sería el estilo de vida, y esto tiene un par de facetas: ¿te mueves a menudo y te gusta cocinar? Una de las principales ventajas de los hornos halógenos es su rapidez. Si a menudo tienes compromisos a los que dirigirte después de cenar, puede ser útil que tus comidas se preparen con mayor rapidez.

Sin embargo, si realmente disfrutas del proceso de cocinar, los hornos halógenos son una forma bastante mecánica de producir el resultado final.

En general, si eres soltero, tienes pareja o una familia pequeña y quieres agilizar tus cenas entre semana, un horno halógeno merecerá sin duda la pena y será un activo para tu cocina.

Si tienes una familia numerosa, te gusta recibir invitados y disfrutas del proceso de preparación de las comidas, probablemente no valga la pena la inversión.

¿Cómo elegir el horno halógeno adecuado?

Si has tomado la decisión de invertir en un horno halógeno, debes tener en cuenta tu estilo de vida, tus preferencias dietéticas y el tamaño de tu familia a la hora de evaluar cómo elegir el adecuado. A continuación te presentamos algunas de las marcas de hornos halógenos más populares y algunas de sus características.

Daewoo

Daewoo es una marca popular, ya que su horno halógeno ofrece unas cuantas características útiles a un precio razonable. Este modelo viene con un temporizador que apaga automáticamente el aparato cuando se acaba el tiempo, lo que lo convierte en una buena opción para quienes se distraen con niños pequeños o hacen recados.

También incluye una función de autolimpieza, que hace que la limpieza sea casi sin esfuerzo. Acompañado también de varios accesorios para facilitar la cocción de diferentes alimentos, este modelo podría ser ideal para quienes buscan añadir eficiencia a sus rutinas de comida, sobre todo en lo que respecta a la limpieza.

Cecotec

Cecotec ofrece varios modelos de hornos halógenos, por lo que es probable que haya uno que se adapte a tus necesidades. Uno de ellos, en particular, viene con una bandeja de cocción de malla, que ofrece la posibilidad de hornear y asar para obtener opciones de comida más saludables.

También incluye una función de apagado automático, para garantizar la seguridad del aparato después de su uso. Para quienes buscan preparar comidas más sanas y sin grasa, Cecotec podría ser una buena opción.

Maxell

El horno halógeno Maxell también ofrece sus propias ventajas. Viene con un anillo extensor que aumenta la capacidad de cocción, lo que hace que este modelo sea una buena opción para quienes necesitan cocinar comidas más grandes.

Las rejillas de cocción y los recipientes de cristal también son aptos para el lavavajillas; aunque este modelo no tiene función de autolimpieza, poder meter los componentes en el lavavajillas es igual de fácil y no requiere de muchas manos. Si tienes una familia pequeña, el espacio extra que ofrece la Maxell puede ser muy útil.

Los hornos halógenos cocinan con rapidez, son compactos y tienen una gran eficiencia energética, lo que los hace idóneos para la mayoría de los hogares. Tener uno tiene muchas ventajas, pero también hay que tener en cuenta un par de desventajas. Dependiendo de tu estilo de vida, un horno halógeno puede merecer absolutamente la pena la inversión.

Deja un comentario