¿Se puede realmente meter una sartén de hierro fundido en el lavavajillas?

Cuando me fui de casa de mis padres, mi madre me regaló una sartén de hierro fundido como despedida, afirmando que me duraría toda la vida si la cuidaba bien. Así que, cuando me equivoqué con sus instrucciones de no meter nunca la sartén en el lavavajillas, la llamé asustada para saber qué hacer.

Este perro está mirando a su dueño recoger el lavavajillas.

Me dijo que nunca metiera el hierro fundido en el lavavajillas porque el acabado no se desgasta (es áspero al tacto), por lo que necesita condimentos y aceites para crear una superficie antiadherente. Cuando se mete una sartén de hierro fundido en el lavavajillas, los detergentes eliminan los aceites que evitan que se oxide.

¿Por qué no se debe lavar una sartén de hierro fundido?

Una idea errónea que surge a menudo es que no se debe lavar una sartén de hierro fundido. Esto es simplemente falso. Puedes lavar tu sartén de hierro fundido, pero no de la forma tradicional en que lo harías con tus ollas y sartenes normales. Esto se debe a que la composición química de una sartén de hierro fundido es de 2,5-4,0% de carbono, 1-3% de silicio y 93%-96,5% de hierro puro.

Debido a la alta concentración de hierro, es casi indestructible, pero tiene un inconveniente. Es muy susceptible a la oxidación, proceso en el que un compuesto experimenta una pérdida de electrones debido a la exposición directa al oxígeno.

Este niño pequeño está colocando los cubiertos en el cesto del lavavajillas.¿Se puede añadir una tercera rejilla al lavavajillas?

En el caso de los metales, como el hierro (Fe), el metal se mezcla con el oxígeno y se convierte en óxido (Fe2O3).

Esto significa que si eliminas la capa protectora de aceites con detergentes para platos o jabones domésticos normales, y tu sartén de hierro fundido entra en contacto con el agua, puede oxidarse, quedando completamente inutilizada.

Llevo 4 años usando esta freidora de aire y todavía funciona como el primer día. La compré en Amazon a un precio increíble. Te dejo enlace por si quieres curiosear.
Rebajas
COSORI Freidora de Aire 5,5 L, Air Fryer con 100 Recetas en...
90.929 Opiniones
COSORI Freidora de Aire 5,5 L, Air Fryer con 100 Recetas en...
  • ¿Por Qué Elegir COSORI? - COSORI es la Marca No.1 de freidoras de...
  • Diseño de Cavidad Interior de Metal Más Seguro - COSORI utiliza...
  • Tecnología de Circulación de Aire Caliente de 360°- La tecnología...
  • Diseño de Sartén Fácilmente Extraíble - La grasa se separa de...
  • Apta para Lavavajillas - El revestimiento antiadherente hace que...

¿Cómo limpiar tu sartén de hierro fundido después de usarla?

Si quieres limpiar tu sartén de hierro fundido, tendrás que estar preparado para ensuciarte un poco las manos. También tendrás que saltar sobre ella inmediatamente después de cocinar en ella, si quieres obtener los mejores resultados.

  • Utiliza un paño viejo, una servilleta de papel, una esponja o un cepillo duro como aparato de limpieza. No utilices lana de acero ni jabón de cocina.
  • No dejes la sartén en remojo. La exposición prolongada al agua puede dañar la sartén de hierro fundido y hacer que se forme óxido si se rompe el condimento. En su lugar, utiliza un poco de agua caliente inmediatamente después de usarla y límpiala. Si esperas a que tu sartén de hierro fundido se enfríe antes de lavarla, podría deformarse.
  • Si hay partículas de comida no deseadas que se hayan quedado pegadas, utiliza una pasta de sal kosher o vinagre para ayudar a deshacerlas y eliminarlas.
  • Seca la sartén con un paño o un trapo, o colócala en la hornilla a fuego lento.
  • Aplica una fina capa de aceite vegetal o cualquier otro aceite neutro en el interior de la sartén. Asegúrate de cubrir cada centímetro cuadrado de la sartén. Elimina el exceso de aceite con un paño o una servilleta de papel. El papel de cocina también te servirá.
  • Guárdala en un lugar seco, ya sea en un armario o encima de los fogones.

¿Cómo y de dónde viene esta capa protectora de aceite?

En la mayoría de los casos, cuando compras una sartén de hierro fundido, tendrá un revestimiento de esmalte o porcelana o no vendrá con ningún revestimiento. Debido a la naturaleza porosa de las sartenes de hierro fundido, los revestimientos de teflón resultan inútiles, ya que no pueden quedar planos sobre la superficie del hierro fundido.

Si eliges una sartén de hierro fundido que tenga un recubrimiento de esmalte o porcelana, estará protegida del contacto con el oxígeno y proporcionará una superficie lisa en toda la sartén.

Esta madre coloca la vajilla sucia en el lavaplatos.Cómo arreglar: Código de error E4 del lavavajillas

Esto evita la necesidad de «sazonar» la sartén con aceites, pero debido a lo frágiles que son el esmalte y la porcelana, pueden desprenderse con el tiempo, exponiendo tu sartén de hierro fundido al aire libre y a la posibilidad de que se oxide.

Aquí es donde brilla la sartén de hierro fundido sin revestimiento, ya que un condimento bien hecho llenará los picos y valles de la superficie de tu sartén, evitando que tu comida se pegue y que tu sartén se oxide simultáneamente.

¿Cómo sazonar tu sartén de hierro fundido?

Sazonar correctamente tu sartén de hierro fundido por primera vez es esencial para conservarla durante toda la vida. Esta será la única vez que tendrás que lavarla con jabón.

  • Precalienta el horno a 176-232 °C.
  • Lava la sartén. Coge una esponja o un cepillo duro con un poco de agua tibia y jabón (jabón común para platos) y lava bien toda la superficie de la sartén. Esto incluye el interior de la sartén, el exterior y el mango.
  • Aclara y seca. Aclara todo el jabón y luego seca toda la sartén lo más posible. Quieres que esté «bien» seca.
  • Añade aceite. Los más recomendados son los aceites de cocina insaturados, como el aceite vegetal o la manteca derretida. Debes utilizar una grasa neutra, pero deja de lado el aceite de linaza, ya que tiende a escamarse.
  • Esparce el aceite. Cubre toda la sartén con un paño limpio o una servilleta de papel. Quieres que el aceite cubra cada centímetro cuadrado de la sartén, incluido el exterior (fondo, lados, mango). Si no cubres alguna parte de la sartén, la expones a la oxidación, que puede extenderse rápidamente por toda la sartén.
  • Hornea la sartén. Coloca la sartén boca abajo en la rejilla central del horno con una hoja de papel de aluminio debajo para recoger el aceite que gotee. Hornea durante 1 hora.
  • Deja que se enfríe antes de guardarla. Sácalo del horno y deja que se enfríe enseguida. En este momento, puedes optar por darle una última pasada con una fina capa de aceite o simplemente guardarla en un armario o encima de tu cocina.

¿Qué hacer si metes una sartén de hierro fundido en el lavavajillas?

Si (como yo) has ido en contra de las instrucciones de tu madre y has metido tu sartén de hierro fundido en el lavavajillas, es posible que puedas salvarla, pero requerirá mucho trabajo por tu parte.

Desgraciadamente, si tu sartén de hierro fundido es una reliquia familiar o un regalo, es posible que nunca recupere el revestimiento protector que tenía antes, ni tampoco el sabor asociado a una sartén de hierro fundido bien utilizada. Esto se debe a que un buen recubrimiento tarda años en formarse.

Esta mujer recoge los platos limpios del lavavajillas.¿Cuánto tiempo puedes dejar los platos en el lavavajillas?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el óxido puede empezar a formarse rápidamente, por lo que tendrás que fregar la sartén con fuerza para eliminarlo todo. Este paso es el más largo del proceso, pero podría decirse que es el más importante, ya que toda la sartén debe estar libre de óxido. Necesitarás mucha grasa de codo para realizar este paso y algo de agua caliente.

A continuación, sigue los pasos anteriores para sazonar la sartén del primero al último, directamente, ya que cualquier tiempo que se deje entre medias es tiempo para que se forme más óxido. Ten especial cuidado en asegurarte de que toda la sartén está cubierta de aceite, ya que incluso una sartén poco usada tendrá arañazos y cicatrices que probablemente darán lugar a un recubrimiento desigual.

Una vez hecho esto, no hay nada más que puedas hacer aparte de seguir utilizando la sartén, como harías normalmente. Tendrás que reconstruir las capas protectoras que se han desprendido.

Ten en cuenta: aunque es posible salvar tu sartén de hierro fundido después de meterla en el lavavajillas, no es una garantía. La combinación del agua caliente, el detergente del lavavajillas y la acción de fregado va a eliminar por completo cualquier condimento que tuviera tu sartén, devolviéndola a un estado crudo y sin procesar.

Esto hará que sea muy difícil recuperar una apariencia de su funcionalidad original. Tenlo en cuenta porque es probable que tengas que comprar una nueva sartén de hierro fundido.

Esta mujer está sacando los platos limpios del lavavajillas.Cómo arreglar: Código de error E6 del lavavajillas

¿Se puede usar jabón en una sartén de hierro fundido?

Nunca debes usar jabón o detergentes en tu sartén de hierro fundido, a no ser que nunca se haya condimentado o utilizado. Cuando se usan detergentes o jabones en una sartén sazonada, se descomponen los aceites que has cocinado cuidadosamente en el hierro durante sus años de uso.

Lo bueno de las sartenes de hierro fundido es que el condimento mejora con el tiempo y con la frecuencia de uso, así que usar cualquier jabón en ellas destruirá el tratamiento que tanto te ha costado conseguir.

Para terminar

Una sartén de hierro fundido de calidad es una herramienta esencial en el arsenal de cualquier cocinero, pero hay que cuidarla como es debido. Siempre que te acuerdes de limpiarla adecuadamente, mantenerla sazonada y alejada del jabón y del lavavajillas, una sartén de hierro fundido puede durar varias generaciones y mejorar con el tiempo.

2 comentarios en «¿Se puede realmente meter una sartén de hierro fundido en el lavavajillas?»

Deja un comentario