Lavavajillas vs. Lavado a mano: la guía definitiva

El debate sobre si hay que limpiar los platos sucios a mano o utilizar el lavavajillas sigue siendo bastante intrigante. Hay muchas opiniones diferentes cuando se trata de ambas cosas. Mucha gente quiere saber si es mejor usar un lavavajillas o limpiar los platos a mano.

Esta mujer está limpiando los platos a mano en el fregadero.

Utilizar un lavavajillas es mejor que lavar a mano en la mayoría de los casos. El lavavajillas es más eficiente energéticamente y consume menos tiempo que el lavado a mano. También es más eficaz, ya que garantiza que los platos queden lo más limpios posible. El lavado a mano es la mejor alternativa cuando sólo tienes que lavar una pequeña cantidad de platos.

Pero también hay otras ventajas de lavar los platos a mano. Esta guía examina las dos caras de la moneda para ver cuál funciona mejor.

¿Cuándo es mejor utilizar el lavavajillas?

La forma mejor y más eficiente de utilizar un lavavajillas es cuando tienes una carga completa de platos. Sigue añadiendo objetos al aparato hasta que tengas una carga completa. Esto facilita el funcionamiento del ciclo sin desperdiciar agua ni energía.

Otro punto a tener en cuenta es el mejor momento para hacer funcionar el lavavajillas. Probablemente nunca hayas pensado en esto, pero es bastante crucial. Siempre es mejor poner en marcha el lavavajillas por la noche, para poder realizar uno o dos ciclos.

Por la noche, la compañía energética cobra tarifas más bajas que en las horas punta. Por tanto, cuando usas el lavavajillas por la noche, acabas pagando menos por la energía que utilizas. Las horas diurnas suelen ser horas punta, y la tarifa es más alta.

Llevo 4 años usando esta freidora de aire y todavía funciona como el primer día. La compré en Amazon a un precio increíble. Te dejo enlace por si quieres curiosear.
Rebajas
COSORI Freidora de Aire 5,5 L, Air Fryer con 100 Recetas en...
  • ¿Por Qué Elegir COSORI? - COSORI es la Marca No.1 de freidoras de...
  • Diseño de Cavidad Interior de Metal Más Seguro - COSORI utiliza...
  • Tecnología de Circulación de Aire Caliente de 360°- La tecnología...
  • Diseño de Sartén Fácilmente Extraíble - La grasa se separa de...
  • Apta para Lavavajillas - El revestimiento antiadherente hace que...

¿Cuándo es mejor lavar los platos a mano?

Imagínate esto: vives solo y rara vez comes en casa. Cuando lo haces, utilizas dos ollas, una taza y un plato. Estos pocos objetos no suman una carga completa. Tiene más sentido lavar esos pocos platos a mano que poner el lavavajillas.

Además, lavar a mano es mejor cuando te tomas un descanso de otras actividades. Puede ser relajante para la casa, sobre todo si trabajas a distancia.

¿Es más caro lavar los platos a mano que en el lavavajillas?

Cuando consideres el coste de lavar los platos a mano o usar un lavavajillas, lo principal a analizar es el coste del agua caliente. Al limpiar una pila de platos, el coste del agua caliente que necesitas para dejarlos limpios es crucial.

Pero no es tan fácil de cuantificar cuando pones los dos al lado. Según un informe reciente, limpiar una pila de platos puede acabar costándote unos 0,50 euros.

Este es el coste del agua calentada que necesitas para limpiar esos platos. El coste se aplica a la limpieza en el lavavajillas y al lavado a mano en el fregadero.

Este hombre está recogiendo la vajilla limpia del lavaplatos.Cómo evitar que la vajilla huela después de un ciclo de lavado en el lavavajillas

Aun así, puedes minimizar el coste del agua caliente al lavar a mano. La mejor manera es añadir agua caliente a una pila de tu fregadero, y luego añadir agua fría a otra.

El agua caliente tendrá jabón para limpiar los platos, y luego los aclaras en el agua fría. Con esto, acabas utilizando menos agua caliente, pero todavía no es suficiente para ver una diferencia de coste entre los dos métodos.

Por eso, es posible que quieras comprobar el coste de la electricidad. Los lavavajillas necesitan electricidad para funcionar, pero no necesitas la misma cuando lavas los platos a mano. Un simple lavavajillas utilizará una media de 1,5kW por cada carga que quieras limpiar. Por ello, acabarás pagando unos 0,17 euros.

Además, ten en cuenta el coste de la compra del lavavajillas en primer lugar. El fregadero de la cocina es un elemento que viene por defecto con la vivienda. Pero, en muchos casos, tienes que comprar un lavavajillas para tu casa.

Así que has comprado un lavavajillas por unos 500 euros, y durará casi una década en tu casa. Eso significa que tienes un coste de unos 50 euros por cada año que tengas el aparato en tu casa.

Si realizas una media de unas 215 cargas, la media de una unidad, incurrirás en un coste de 0,46 euros por tanda de platos.

En cuanto a los productos de limpieza, es muy posible que utilices la misma cantidad a mano o utilizando la unidad. Esto significa que acabas teniendo un coste extra por usar el lavavajillas, que es de 0,63 € por carga. Esta cantidad es un poco más alta que la de usar las manos para lavar los platos.

Al final, el coste es un poco más alto por usar el lavavajillas, 0,63€, en comparación con 0,50€ a mano. Pero la diferencia no es tan significativa si tienes en cuenta las ventajas del lavavajillas.

Tiene más sentido cargar los platos en el aparato y utilizar el tiempo extra para relajarse o hacer otra cosa.

¿Los lavavajillas utilizan más agua que el lavado a mano?

Los antiguos lavavajillas sí que consumían mucha agua en comparación con el lavado a mano. Pero los modernos son mejores y más eficientes energéticamente.

Mientras que un modelo antiguo necesitaba unos 102 litros para limpiar cada carga, sólo necesitas 11 litros con un lavavajillas de bajo consumo. El lavado a mano de una carga media de platos necesita 75 litros para lavar y aclarar.

¿Es más limpio lavar a mano que con un lavavajillas?

Es fácil creer que lavar los platos a mano es mejor que meterlos en el lavavajillas. Pero lo cierto es lo contrario. Lavar los platos sucios con el lavavajillas es una opción más limpia.

Esta mujer limpia los vasos y platos en el fregadero.¿Se puede lavar la vajilla utilizando sólo agua?

Imagínate esto: una o dos personas de la familia están enfermas. Tienes que asegurarte de que toda la vajilla de la casa que utilizas está libre de gérmenes. Tienes que utilizar el lavavajillas para garantizar una limpieza total.

En el lavavajillas, el agua para lavar los platos está muy caliente. Esto es perfecto no sólo para eliminar las manchas, sino para matar los gérmenes. Si utilizas la misma agua para lavar los platos a mano, te escaldarás las manos.

Por lo tanto, tiene más sentido utilizar el lavavajillas para conseguir una vajilla más limpia. El agua caliente elimina todos los gérmenes y bacterias presentes en la pila. Aunque en el lavavajillas no falten algunas bacterias, no es al mismo ritmo que el lavado a mano en el fregadero.

Lavarlo a mano no es lo mejor si se tiene en cuenta la limpieza. Todo lo que utilizas, desde el trapo hasta la esponja, puede albergar gérmenes y bacterias. Como no puedes utilizar agua hirviendo para eliminarlos, el índice de limpieza es menor.

Ventajas e inconvenientes de limpiarlo a mano

Pros

Es barato: Aparte del coste del agua caliente y de los productos de limpieza, hacerlo a mano es bastante barato. La casa ya viene preparada con un fregadero de cocina. No tendrás que pagar una cantidad considerable para habilitar una zona para limpiar la vajilla en casa.

Menos consumo de energía: El lavado a mano sólo depende de la electricidad cuando necesitas calentar el agua. Ya no necesitas energía cuando añades agua caliente a una palangana para limpiar los platos. Esto se debe a que ahora tienes que usar las manos para limpiar los platos.

Accede a las manchas difíciles: Imagina que tienes manchas difíciles en la vajilla. Es más fácil poner la vajilla en remojo y fregar las manchas difíciles a mano. Esto te da la satisfacción de ver la olla limpia y lista para la siguiente comida.

Lavar a mano es más rápido: Puedes pasar por una pila de platos en cuestión de minutos. El lavado a mano es más rápido, lo que significa que puedes terminar con eso y pasar a otra cosa en poco tiempo.

Experiencia terapéutica: La vida puede ser bastante estresante a veces, y es mejor desconectar durante un tiempo. Lavar los platos a mano puede ser una actividad terapéutica y que alivia el estrés cuando necesitas un descanso. Además, es algo que puedes hacer con otra persona mientras charláis.

Mejor para unos pocos platos: Tal vez sólo tengas que limpiar una taza y un plato por la mañana antes del trabajo. Tiene más sentido lavar los dos a mano que hacer un ciclo completo en el lavavajillas. Así ahorras agua y energía.

Contras

Piel seca: Cuando lavas constantemente los platos a mano, tienes que tocar los detergentes y el agua caliente. Ambos eliminan el sebo de tu piel, dejándote una sensación de sequedad. El lavado a mano es mejor sólo cuando usas guantes, ya que puede afectar a tu piel.

Lavarlo a mano lleva tiempo con grandes montones: Imagínate que celebras una fiesta y tienes montones de platos en la cocina para limpiar. Te llevaría mucho tiempo limpiarlos a mano para montones tan grandes. Lo mismo ocurre cuando tienes un día ajetreado y una pila de platos que limpiar en el fregadero.

Un bebé sentado en el sueño junto a la puerta del lavaplatos.¿Se puede poner en marcha un lavavajillas vacío para limpiarlo?

Peligro de seguridad: Cuando pones agua caliente en un plato o en el fregadero después de obstruir el desagüe y añadir jabón, no puedes ver el interior. Si hay cuchillos, platos rotos u otras cosas puntiagudas dentro, es difícil verlas. Esto puede convertirse en un peligro para la seguridad mientras limpias los platos a mano.

Los platos no están limpios: La esponja que utilizas para limpiar los platos puede ser un peligro para la salud. Con el tiempo, empieza a acumular bacterias y gérmenes que acaban en tus tazas, platos y ollas. Incluso cuando usas agua caliente, es difícil deshacerse de todos los gérmenes y bacterias.

Utiliza mucha agua: Cuando dejas correr el grifo continuamente mientras lavas los platos a mano, utilizas mucha agua. Esta no es una forma ecológica de tener la vajilla limpia en casa. Es un despilfarro.

Ventajas e inconvenientes de usar un lavavajillas

Pros

Ahorra tiempo: Una vez que cargas los platos e inicias un ciclo, puedes hacer otras cosas en la casa mientras el aparato inicia el proceso de limpieza.

Ahorra agua: Los lavavajillas modernos son bastante avanzados, ya que acaban utilizando menos agua para limpiar una carga de platos. La cantidad es significativamente menor que la que necesitas para limpiar a mano.

Ahorra energía: Hay lavavajillas de bajo consumo en el mercado. Éstos utilizan menos energía para limpiar la vajilla, por lo que no notarás un salto significativo en tus facturas cuando utilices el lavavajillas.

Fácil de usar: Todo lo que tienes que hacer es preenjuagar los platos sucios y apilarlos en la máquina. Cierra la puerta e inicia un ciclo cuando tengas una carga completa.

Ideal para muchos platos: Si tienes muchos platos que tienes que limpiar por la noche, es más fácil utilizar un lavavajillas. Lo único que tienes que hacer es cargarlos en el aparato. Un lavavajillas es ideal para una familia numerosa.

Contras

Caro de comprar: Por término medio, la compra de un buen lavavajillas te costará a partir de 500 euros.

Necesita reparación: Como cualquier otra máquina, hay veces que hay que llamar a un profesional para que venga a arreglar un lavavajillas defectuoso.

Tarda más tiempo: Es posible que tengas que esperar entre 1,5 y 4 horas por cada ciclo de lavado de platos sucios.

Resumen

Según esta guía, es mejor utilizar un lavavajillas para limpiar los platos sucios en casa. El aparato es eficiente y te libera tiempo para hacer otras cosas. Aunque sigue consumiendo energía y necesita agua, no es tan caro como se percibe.

Hombre recogiendo la vajilla del lavaplatos.Por qué tu lavavajillas deja residuos grasos en los platos

El lavavajillas limpia mejor los platos porque elimina los gérmenes y las bacterias. Aunque lavar a mano tiene sus ventajas, los pros del lavavajillas las superan.

2 comentarios en «Lavavajillas vs. Lavado a mano: la guía definitiva»

Deja un comentario