¿Huelen los deshidratadores?

Los deshidratadores de alimentos pueden ser estupendos para tener en la cocina. Con ellos puedes hacer que los alimentos duren bastante más, ya que es la humedad de los alimentos la que suele hacer que se estropeen rápidamente. Sin embargo, algunas personas han informado de problemas con sus deshidratadores que producen olores no deseados.

Plato con rodajas de tomate deshidratado.

¿Los deshidratadores huelen? En condiciones ideales, un deshidratador no producirá un olor desagradable. Sin embargo, hay ciertos alimentos que crean malos olores si los pones en un deshidratador. También hay defectos del producto en los deshidratadores que pueden provocar un olor desagradable.

Si estás interesado en adquirir un deshidratador de alimentos, debes investigar y encontrar uno que sea menos propenso a crear mal olor. De este modo, podrás disfrutar de tus alimentos deshidratados sin tener que lidiar con olores desagradables mientras los secas.

¿Qué hacen los deshidratadores?

Un deshidratador de alimentos hace exactamente lo que su nombre indica: elimina la humedad de los alimentos. El objetivo es conservar los alimentos para que duren más tiempo. Este método sirve para conservar distintos tipos de alimentos, como frutas, verduras y carnes.

Un deshidratador utiliza una fuente de calor para reducir el contenido de agua de los alimentos. Una vez que el deshidratador haya eliminado la humedad de los alimentos, reducirá el riesgo de que crezcan bacterias que los estropeen. También reduce bastante el peso de los alimentos, por lo que la comida deshidratada es ideal para una acampada

Normalmente, un deshidratador incluye un elemento calefactor, un ventilador, bandejas de comida en las que puedes colocar los alimentos y rejillas de ventilación que permiten la circulación del aire.

Llevo 4 años usando esta freidora de aire y todavía funciona como el primer día. La compré en Amazon a un precio increíble. Te dejo enlace por si quieres curiosear.

Cuando el deshidratador calienta los alimentos, hace que la humedad se libere al entorno. Entonces, el ventilador del aparato expulsará el aire caliente y húmedo a través de las rejillas de ventilación.

Al deshidratar alimentos, el objetivo es conseguir que el contenido de agua sea sustancialmente menor. Normalmente, el contenido de agua oscila entre el 80 y el 95 % para diferentes frutas y verduras y entre el 50 y el 75 % para diferentes tipos de carne. Debes conseguir que el contenido de agua sea inferior al 20 %.

¿Qué hace que los deshidratadores huelan?

Hay varias cosas que pueden hacer que un deshidratador de alimentos huela. Puede haber un mal funcionamiento del equipo dentro del deshidratador, o la comida dentro del deshidratador puede acabar creando un olor desagradable.

¿Cuándo puede oler el propio deshidratador?

A veces, con un deshidratador nuevo, experimentarás un olor a quemado. Muchos aparatos lo hacen cuando empiezas a utilizarlos. Puede ser un motivo de preocupación, porque te puede preocupar que lo que emita los humos acabe contaminando tus alimentos.

Si te preocupa esto, puedes ponerte en contacto con el fabricante de tu deshidratador y preguntarle qué debes hacer en esta situación.

Sin embargo, este es un problema que se reporta comúnmente con los deshidratadores de alimentos. La gente también ha compartido sus experiencias de que esto no acabó contaminando sus alimentos, y el olor acabó desapareciendo después de unos cuantos usos.

Puedes pensar en limpiar el elemento calefactor para eliminar el olor, pero debes tener en cuenta que el metal es poroso en muchos de estos deshidratadores.

Por eso, lo que utilices para limpiar el elemento calefactor acabará contribuyendo a que el deshidratador desprenda un nuevo olor la próxima vez que lo utilices.

¿Cuándo puede oler la comida dentro del deshidratador?

En algunos casos, la comida dentro de un deshidratador también puede oler. Los deshidratadores que no tienen ventiladores suelen ser los culpables de esta situación.

Los ventiladores son un componente esencial de un deshidratador, ya que permiten la circulación del aire. Si no hay ventilador, es más probable que el aire se estanque y cree un olor desagradable. Esto también podría afectar a la calidad de los alimentos que prepares con el deshidratador.

Debido a este problema potencial, es una buena idea asegurarse de que tu nuevo deshidratador tenga un ventilador. Hay muchas opciones entre las que puedes elegir si buscas un deshidratador con ventilador, incluida ésta.

Si los alimentos empiezan a oler dentro de un deshidratador, es posible que se hayan estropeado. Debes comprobar si hay otros signos de deterioro, como líquido que rezuma, moho visible, decoloraciones, texturas masticables o sabores extraños.

En algunos casos, el mantenimiento inadecuado de un deshidratador también puede provocar un olor desagradable. Esto ocurre cuando alguien permite que la grasa de los alimentos que introduce en el deshidratador se introduzca en la maquinaria, como la zona del ventilador.

En estas situaciones, los residuos pueden acumularse con el tiempo y provocar un mal olor, sobre todo cuando permanecen durante mucho tiempo.

En algunos casos, puedes remediar la situación asegurándote de limpiar el deshidratador. Sin embargo, algunas personas se han dado cuenta de que incluso cuando intentan limpiarlo, el olor no desaparece. En esta situación, la mejor solución puede ser conseguir un deshidratador nuevo.

¿Qué alimentos debes evitar deshidratar si no quieres malos olores?

Hay ciertos alimentos que debes evitar poner en tu deshidratador si quieres evitar los malos olores. Por ejemplo, debes asegurarte de que cualquier alimento que pongas en tu deshidratador no esté estropeado o casi estropeado.

Las cebollas son uno de los alimentos más conocidos por producir un olor desagradable en el deshidratador. El olor es potente y es probable que persista no sólo en el deshidratador, sino también en toda la casa, durante mucho tiempo después de haber secado las cebollas.

Por esta razón, sería una buena idea poner el deshidratador en el exterior o en un garaje o cobertizo si tienes que deshidratar cebollas.

Las cebollas no sólo dejarán un olor en toda la casa si las deshidratas dentro, sino que también dejarán un olor que perdurará dentro de tu deshidratador.

Normalmente, podrás eliminarlo con agua tibia y jabón y zumo de limón. Sin embargo, es posible que tengas que repetir el proceso un par de veces.

Debido al olor que provoca el proceso de deshidratación de las cebollas, mucha gente diría que no merece la pena. En su lugar, es mejor que compres cebollas deshidratadas en una tienda.

Reflexiones finales

Un deshidratador de alimentos puede ser una excelente inversión. Puede permitirte conservar alimentos que se habrían estropeado muy rápidamente sin alguna forma de eliminar la humedad. Sin embargo, si tu deshidratador huele, esto puede anular todo el propósito.

Si tu deshidratador produce un olor desagradable, sería bueno averiguar por qué es exactamente así. Una vez que averigües la raíz del problema, podrás averiguar si tiene solución o no. Si no es algo que puedas solucionar, quizá debas considerar la posibilidad de adquirir un nuevo deshidratador.

Por supuesto, hay ciertos alimentos que debes evitar introducir en el deshidratador. En algunos casos, estos alimentos pueden provocar un olor desagradable muy fuerte.

También es posible que provoquen un olor permanente dentro del deshidratador que podría contaminar cualquier alimento futuro que intentes preparar.

En general, un deshidratador no es un aparato que requiera mucho mantenimiento en tu cocina. Sin embargo, sólo tienes que asegurarte de que lo utilizas correctamente y de que solucionas rápidamente cualquier problema de olor que surja. Si haces esto, podrás disfrutar al máximo de tu experiencia deshidratando alimentos.

Deja un comentario